El rugido de un león

Hace un mes leí una nota sobre los leones en extinción en el diario EL PAÍS. Jactino Antón, el autor de la nota, decía:

"Pocas experiencias hay tan impresionantes como oír el rugido de un león e la inmensa noche africana..."


Tuve la suerte de experimentarlo pero no se crean que fue al estilo de Karen Blixen! Fue al estilo de una turista cualquiera que visitó alguna vez  parques nacionales como Kruger, Pilanesberg o similares. Pero es verdad que fue una experiencia inolvidable. Elefantes, cebras, jirafas y ... los rugidos de un león en la inmensa noche africana. Imágenes y sonidos inolvidables.

Solo reproduzco algunos párrafos que me hicieron pensar en que triste sería un África sin leones, lo que advierte Dereck Joubert, un gran naturalista que conoce los felinos como nadie.


"Si no ponemos remedio inmediatamente, va a desaparecer, y rápido, en 10 o 15 años" 
¿qué amenaza al rey de la selva? Cinco cosas: el hombre, el hombre, el hombre, el hombre, el hombre"- dijo el naturalista- Apenas quedan 20.000 del gran ícono de África en libertad. Solo 4000 de ellos son machos. Hace medio siglo había 400.000. 

Derek y su mujer Beverly Joubert, sudafircanos y "exploradores residentes de National Geographic" llevan casi 30 años filmando e investigando a los leones sobre todo en Botswana y Kenia.
Son autores de 22 filmes y 10 libros  Además de artículos científicos y reportajes varios. Ellos saben de leones y por eso lanzan una campaña desesperada para salvarlos.

Dicen que bastarían 50 millones de dólares (poco si vemos lo que los grandes países gastan en armamentos, campañas políticas etc) para salvarlos y devolverles su tierra;  ya que pocos mamíferos han perdido tanto hábitat como los leones. Los Joubert estrenaron en Estados Unidos y en Francia, su último documental destinado fundamentalmente a la conservación de la vida de los felinos más que a la divulgación. El film se llama LOS ÚLTIMOS LEONES.

Con la voz de Jeremy Irons (curiosamente la voz de Scar en el El Rey León)  cuenta de una forma dura y real,  la historia de una hembra, Ma diTau, que lucha por sobrevivir en una isla en los pantanos de Okavango, en Botswana.
Los últimos leones tienen  que enfrentarse a la expansión de la actividad humana por un lado, a la "caza deportiva" y la necesidad de territorios enormes.Tarea muy difícil en la situación del mundo de hoy.
Los problemas para "The Last Lions", y otros animales de África, son mucho más duros: ecosistemas destruidos, política, la caza descontrolada, sequías y otros que plantean sabiamente los expertos en  la materia y que yo desconozco por completo.

No he tenido aún la oportunidad de ver el documental. Seguramente National Geographic lo editará muy pronto, si ya no está editado. Verlo será mi participación en esta campaña para que esos rugidos no desaparezcan y que otras generaciones disfruten "del rugido de un león en la inmensa noche africana..."





Entradas populares