La poesía I




No soy una especialista en la materia. Solo sé que me gusta la poesía clara, transparente, sin contar sílabas ni reconocer estrofas, sin términos literarios y académicos. Me gusta la poesía para niños,  me gustaba la poesía que leía adolescente y que me gusta ahora. Soy sencilla para su lectura. A mi me gusta leer sentimientos y poesías que emocionan. Cuando en la universidad estudiiaba a los grandes poetas me sorprendía a mi misma con el corazón palpitando frente a versos bellísimos. 

Poesías de la vida, poesías de amor, poesías que cuentan, que cantan, versos que atrapan, versos que divierten, que transmiten, que describen. 

Me gusta ver a mi hijo recitando una poesía para el colegio, me gusta descubrir poemas y poetas y me gustó escuchar las frases de un poema que mi marido recordó con cariño. 

Según él  quizá fueron estos versos, aprendidos de memoria a los 10 años, del poeta francés renacentista Joachim Du Bellay, los que le dieron las ganas de viajar, de partir, de descubrir para aprender a añorar a una tierra .

Heureux qui, comme Ulysse, a fait un beau voyage,
Ou comme cestuy-là qui conquit la toison,
Et puis est retourné, plein d'usage et raison,
Vivre entre ses parents le reste de son âge !

Quand reverrai-je, hélas, de mon petit village
Fumer la cheminée, et en quelle saison
Reverrai-je le clos de ma pauvre maison,
Qui m'est une province, et beaucoup davantage ?

Plus me plaît le séjour qu'ont bâti mes aïeux,
Que des palais Romains le front audacieux,
Plus que le marbre dur me plaît l'ardoise fine.

Plus mon Loir gaulois, que le Tibre latin,
Plus mon petit Liré, que le mont Palatin,
Et plus que l'air marin la doulceur angevine.

*********

¡Feliz quien, como Ulises, ha hecho un largo viaje, 
igual que aquél que conquistó el toisón,
y ha regresado, sabio y lleno de experiencia,
para vivir entre su gente el resto de sus días! 

¿Cuándo volveré a ver, ay, de mi pequeño pueblo
humear la chimenea, y qué estación será
cuando vea de nuevo el jardín de mi pobre casa,
que es para mí todo un reino, y mucho más aún?

Amo más la morada que erigieron mis abuelos
que de los palacios romanos las soberbias fachadas,
más que el mármol duro, amo la arcilla fina.

Más mi Loire galo que el latino Tíber,
más mi pequeño Liré que el alto Palatino,
y más que el aire del mar, la dulzura angevina.



Joachim Du Bellay (1522-1560) junto a Ronsard, fue el fundador del grupo poético del Renacimiento que se llamó La Pléyade.


Entradas populares