Un regalo sorpresa, un regalo de yapa


3 de enero, la mitad de los negocios de Caracas están cerrados, por lo menos hasta el 10 de enero. Sin embargo, mis librerías están abiertas. Y eso es bueno porque hoy se me ocurrió buscar un libro para el cumpleaños de mi hijo y encontré exactamente lo que buscaba. Antes de pagarlo, como es mi costumbre, me detuve un ratito en la sección de "libros para chicos".
Ahí encontré cosas tentadoras como los cuentos clásicos de la "Colección Colorín Colorado" de la Editorial Edelvives, como la "Colección de LAURA" de la misma editorial (¡cómo me gusta esta editorial!), como la colección "Clásicos contados a los niños" . de la editorial Edebé. Encontré una deliciosa colección: "Tren azul" con títulos aún más deliciosos como "Sara y los fantasmas". Encontré una colección de la Editorial Susaeta dedicada a grandes poetas, o la colección "Mi primer..." de la Editorial Alfaguara con cuentos de Vargas Llosa o Pérez Reverte. Encontré cosas distintas como la versión libre de Peter Pan editada por Edebé,con ilustraciones de Elena Odriozola.
Me quería comprar todos cuando por sorpresa encontré el libro de mi madre "100 cuentos de Marta Giménez Pastor para leer antes de dormir" con el un sello que dice "1° premio Nacional de Literatura Infantil , Argentina, otorgado en 1995". Sentí una gran emoción. Lo tomé entre mis manos, y lo “apreté fuerte, muy fuerte contra mi corazón”, como dice Julia en mi último cuento, y lo compré.
Fui a comprar un libro y salí de la librería con 103 libros: 2 para mi hijo Paul, 1 sobre cocina para niños que comentaré en otro momento y 1 que vale por cien: el de mi madre, que fue el regalo sorpresa, el regalo de yapa caído del cielo.

Entradas populares