Ir al contenido principal

Un regalo sorpresa, un regalo de yapa


3 de enero, la mitad de los negocios de Caracas están cerrados, por lo menos hasta el 10 de enero. Sin embargo, mis librerías están abiertas. Y eso es bueno porque hoy se me ocurrió buscar un libro para el cumpleaños de mi hijo y encontré exactamente lo que buscaba. Antes de pagarlo, como es mi costumbre, me detuve un ratito en la sección de "libros para chicos".
Ahí encontré cosas tentadoras como los cuentos clásicos de la "Colección Colorín Colorado" de la Editorial Edelvives, como la "Colección de LAURA" de la misma editorial (¡cómo me gusta esta editorial!), como la colección "Clásicos contados a los niños" . de la editorial Edebé. Encontré una deliciosa colección: "Tren azul" con títulos aún más deliciosos como "Sara y los fantasmas". Encontré una colección de la Editorial Susaeta dedicada a grandes poetas, o la colección "Mi primer..." de la Editorial Alfaguara con cuentos de Vargas Llosa o Pérez Reverte. Encontré cosas distintas como la versión libre de Peter Pan editada por Edebé,con ilustraciones de Elena Odriozola.
Me quería comprar todos cuando por sorpresa encontré el libro de mi madre "100 cuentos de Marta Giménez Pastor para leer antes de dormir" con el un sello que dice "1° premio Nacional de Literatura Infantil , Argentina, otorgado en 1995". Sentí una gran emoción. Lo tomé entre mis manos, y lo “apreté fuerte, muy fuerte contra mi corazón”, como dice Julia en mi último cuento, y lo compré.
Fui a comprar un libro y salí de la librería con 103 libros: 2 para mi hijo Paul, 1 sobre cocina para niños que comentaré en otro momento y 1 que vale por cien: el de mi madre, que fue el regalo sorpresa, el regalo de yapa caído del cielo.

Entradas populares de este blog

Marilita Patas Largas

Mi Marilita ya no existe, pero existe una copia fiel que mi madre le hizo a mi hija mayor hace muchos años, y que aún duerme en la casa. 




Palabras de Mireya Viacava-Raab e ilustración de Alejandra Viacava

Dos poemas de infancia

Estos dos poemas los encontré en una caja. En esas cajas donde guardamos de todo: boletines del colegio con malas notas, cartas de amor, fotos viejas, un escarpín, un diente de leche, un papel de caramelo, una servilleta de papel garabateada, un boleto de colectivo y a veces poemas de infancia como estos.  Dos poemas que los transcribo tal cual como cuando los escribí en la hoja de un cuaderno de la escuela. Yo tenía unos 10 años y la maestra me puso un Muy bien 10 Felicitadoprolijo con linda letra de maestra. 



Este poema se lo regalo a mi sobrino Juan Ignacio, ya adulto, padre y con barba pero que para mi seguirá siendo mi Juanito. 


Las ilustraciones son de mi hermana, la ilustradora Alejandra Viacava. Estos poemas también pueden verlos en mi sección de POEMAS DE PAPEL. 

Libros, lecturas

Terminé el último libro de Martín Sivak: El salto de papá.

Mucho se está hablando de este libro, entre novela familiar, investigación periodística , hay muchísimos elogios y ponderaciones justas y justificadas en los medios. 

En una de las tantas entrevista, Martín Sivak, dijo que este libro era fundamentalmente la historia de un hijo y la relación con su padre, que no era una historia oficial de una familia sino las memorias de un padre. Por eso,cuando lo empecé me concentré en buscar este vínculo más allá de la historia argentina y el famoso "caso Sivak"  

Es imposible no valorar la investigación que hizo Martín sobre "novelas sobre padres", y sobre décadas tan importantes de la Argentina, sus personajes, sus negociados. el embrollo económico en el que se vivía, los recuerdos de su infancia y adolescencia. Pero digamos que hasta la página 255 (sí...255) uno sigue el torbellino que fue la vida de la familia Sivak, el secuestro y muerte del tío Osvaldo, los cambios, e…