El horror a la vuelta de esquina

El otro día volvimos a ver con mis hijos la versión americana de El secreto de sus ojos, tan cerca de casos reales. Después hablamos del dolor, del castigo, de la impunidad, de las condenas, de pudrirse en la cárcel o la pena de muerte, de la pena de muerte... de la pena de muerte...de eso hablamos. De todos los a favor, de los en contra, sí, no, de la religión, del sentido de la vida, del derecho ...de eso hablamos, de la pena de muerte... duro, terrible pero cuando al día siguiente leí esto volví a pensar en la pena de muerte, volví a pensar y me asusté de mi misma pero volví a pensar en ella, terrible ... eran niños sordos, pobres, muy pobres, con miedo, mucho miedo, maltratados, silenciados y que, por normativa del colegio, no eran educados en el lenguaje de señas...  ¿Por qué?... eran niños... eran niños .... terrible ... me asusté de mis pensamientos. 



Entradas populares