Ir al contenido principal

Descubrimientos


Descubrí que soy como las marmotas. De hábitos diurnos, que se relacionan con facilidad con otros animales de su especie, estén emparentados entre sí o no y que se  quedan aisladas por completo durante el invierno. Pasado el estado de hibernación, cuando sale el sol y el clima se calma salen de sus madrigueras para recargarse las pilas hasta el próximo inverno. Es lo que hago, sale el sol y yo empiezo a pasear, recorrer y recargo mis pilas hasta los próximos fríos. . 


***************


Ayer trataba de poner en orden mi escritorio (cada vez tengo más cosas) y descubrí que en lugar de luchar contra tanto papel era mejor irme al centro de Buenos Aires, a ese centro muy cortito que va desde la plaza San Martín hasta ahí no más, un centro un poco más vacío que en plena semana. Ese centro en el que uno ve que Harrod's sigue abandonado, en donde los jacarandá aún están sin flores, en el que los arbolitos ofreciendo cambio cambio forman parte del decorado...y en el que se puede ver tranquilamente una exposición en el Centro Cultural Borges. 


************** 
Ayer también descubrí el Museo del Periodismo Margen del mundo, el museo que creó el periodista Luis Majul. Me gustó, lo disfruté, me resultó muy interesante. Llegué a las 18.30 pensando que en una horita ya iba a estar afuera, porque es un museo pequeño y me quedé hasta que cerró a las 9 de la noche. Se abrió hace bastante pero es verdad que tiene horarios complicados, cortos y siempre dejaba la visita para otro momento. 
Finalmente ayer fui y vi De Walsh a Lanata, la biografía de 40 periodistas argentinos que hicieron historia y siguen haciéndola. Me crucé con el periodista Luis Majul, que muy amablemente y con buena memoria reconoció mi apellido y recordó a "un periodista Viacava, un tipo muy amable" , o sea mi viejo. 


Después solo fue rutina de fin de semana: fotos con el IPad para alimentar redes sociales, dos películas: Everest, que me quitó las ganas de ascender al pico más alto y Marguerite,inspirada en una historia real, una mujer de alta sociedad empeñada en cantar cuando carece del más mínimo talento (me encanta la actriz Catherine Frot por eso fui) pero me resultó lenta, poco atractiva, salvo algunos detalles, y por último algunas páginas del libro del momento antes de dormir. 







Entradas populares de este blog

Marilita Patas Largas

Mi Marilita ya no existe, pero existe una copia fiel que mi madre le hizo a mi hija mayor hace muchos años, y que aún duerme en la casa. 




Palabras de Mireya Viacava-Raab e ilustración de Alejandra Viacava

Dos poemas de infancia

Estos dos poemas los encontré en una caja. En esas cajas donde guardamos de todo: boletines del colegio con malas notas, cartas de amor, fotos viejas, un escarpín, un diente de leche, un papel de caramelo, una servilleta de papel garabateada, un boleto de colectivo y a veces poemas de infancia como estos.  Dos poemas que los transcribo tal cual como cuando los escribí en la hoja de un cuaderno de la escuela. Yo tenía unos 10 años y la maestra me puso un Muy bien 10 Felicitadoprolijo con linda letra de maestra. 



Este poema se lo regalo a mi sobrino Juan Ignacio, ya adulto, padre y con barba pero que para mi seguirá siendo mi Juanito. 


Las ilustraciones son de mi hermana, la ilustradora Alejandra Viacava. Estos poemas también pueden verlos en mi sección de POEMAS DE PAPEL. 

Libros, lecturas

Terminé el último libro de Martín Sivak: El salto de papá.

Mucho se está hablando de este libro, entre novela familiar, investigación periodística , hay muchísimos elogios y ponderaciones justas y justificadas en los medios. 

En una de las tantas entrevista, Martín Sivak, dijo que este libro era fundamentalmente la historia de un hijo y la relación con su padre, que no era una historia oficial de una familia sino las memorias de un padre. Por eso,cuando lo empecé me concentré en buscar este vínculo más allá de la historia argentina y el famoso "caso Sivak"  

Es imposible no valorar la investigación que hizo Martín sobre "novelas sobre padres", y sobre décadas tan importantes de la Argentina, sus personajes, sus negociados. el embrollo económico en el que se vivía, los recuerdos de su infancia y adolescencia. Pero digamos que hasta la página 255 (sí...255) uno sigue el torbellino que fue la vida de la familia Sivak, el secuestro y muerte del tío Osvaldo, los cambios, e…