Ir al contenido principal

PUNTO DE PARTIDA

Mi blog se llama TRAPITOS AL SOL. Se llama así porque es un blog donde me permito ventilar TRAPITOS como éste:

 El otro día, cuando me encontré con un amigo, me preguntó:

- ¿Otra vez acá? ¿Volviste al punto de partida?

Y sí, efectivamente volviendo a Buenos Aires volví a mi punto de partida. Y esta vez volví con algo más de tiempo como para plantar algunas raíces. Pasaron algunos meses (no muchos) desde que volví y les aseguro que a pesar de los casi 20 años de ausencia, me siento como pez en el agua. Buenos Aires es mi ciudad. Pero al mismo tiempo, todos los días, tengo la sensación que aún no terminé mi recorrido por el "túnel del tiempo" en que me he metido desde que llegué.

Y en este túnel del tiempo, hay pequeños placeres que me ponen muy contenta reencontrarlos.Sí, sí, ya sé que les debo parecer "sapo de otro pozo" si les digo que me pone contenta reconocer una voz en la radio, la voz de Fernando Bravo por ejemplo.Me pone contenta volver a la costumbre de recibir el diario de los domingos en la puerta de la casa. Me pone contenta leer o escuchar a mis compañeros de estudios, hoy super exitosos, en diversos medios. Me pone contenta escuchar la canción Conociéndote de César Banana Pueyrredón en un taxi.  ¡Cómo bailé esta canción!




La semana pasada fui a una fiesta donde uno de los participantes del gran show era Sergio Denis... ya sé, está mal, no tiene voz y lo lamento pero ¡mi adolescencia volvió al verlo!  ¿No es maravilloso? ... y canté y bailé como loca y me puse muy contenta  después de tantos años de forzarme a bailar el rock francés.




También reunirme con mis compañeras de colegio después de ¡35 años! me puso muy pero muy contenta.¿Se imaginan? Fue genial.Nos dimos cita en una pizzería de Palermo pero para mi fue como verlas en la clase, con uniforme, cada una en su lugar, con sus gestos, con sus bromas...con nuestros recuerdos.Hoy todas somos grandes, mujeres hechas y derechas y ¡una más linda que la otra!

Todos estos TRAPITOS que ventilo AL SOL forman parte de los eslabones de esta alegría que, como bien dijo mi amigo, es ¡MI VUELTA AL PUNTO DE PARTIDA!

Sólo algunas de la promoción



Entradas populares de este blog

Marilita Patas Largas

Mi Marilita ya no existe, pero existe una copia fiel que mi madre le hizo a mi hija mayor hace muchos años, y que aún duerme en la casa. 




Palabras de Mireya Viacava-Raab e ilustración de Alejandra Viacava

Dos poemas de infancia

Estos dos poemas los encontré en una caja. En esas cajas donde guardamos de todo: boletines del colegio con malas notas, cartas de amor, fotos viejas, un escarpín, un diente de leche, un papel de caramelo, una servilleta de papel garabateada, un boleto de colectivo y a veces poemas de infancia como estos.  Dos poemas que los transcribo tal cual como cuando los escribí en la hoja de un cuaderno de la escuela. Yo tenía unos 10 años y la maestra me puso un Muy bien 10 Felicitadoprolijo con linda letra de maestra. 



Este poema se lo regalo a mi sobrino Juan Ignacio, ya adulto, padre y con barba pero que para mi seguirá siendo mi Juanito. 


Las ilustraciones son de mi hermana, la ilustradora Alejandra Viacava. Estos poemas también pueden verlos en mi sección de POEMAS DE PAPEL. 

Libros, lecturas

Terminé el último libro de Martín Sivak: El salto de papá.

Mucho se está hablando de este libro, entre novela familiar, investigación periodística , hay muchísimos elogios y ponderaciones justas y justificadas en los medios. 

En una de las tantas entrevista, Martín Sivak, dijo que este libro era fundamentalmente la historia de un hijo y la relación con su padre, que no era una historia oficial de una familia sino las memorias de un padre. Por eso,cuando lo empecé me concentré en buscar este vínculo más allá de la historia argentina y el famoso "caso Sivak"  

Es imposible no valorar la investigación que hizo Martín sobre "novelas sobre padres", y sobre décadas tan importantes de la Argentina, sus personajes, sus negociados. el embrollo económico en el que se vivía, los recuerdos de su infancia y adolescencia. Pero digamos que hasta la página 255 (sí...255) uno sigue el torbellino que fue la vida de la familia Sivak, el secuestro y muerte del tío Osvaldo, los cambios, e…