Lo que no podemos hacer en París

La semana pasada fue una semana tan primaveral en París que la gente adelantó el café en las terrazas, las remeras sin mangas, el sol en los parques... pero...pero ¡atención! porque si ustedes de casualidad están en París, y entusiasmados por el buen tiempo tienen ganas de hacer alguna "extravagancia",  les aviso que no hay sol que valga en la ciudad.
Hay que saber que no todo se puede hacer, ni a cualquier hora, ni en cualquier lugar en la ciudad luz.

Aquí les paso algunos buenos datos sobre "lo que no se debe  hacer en  París."
  1. Por más que en París haga 30 ° uno no puede pasearse "indecentemente" por los Champs Elysées. (Menos mal que me avisaron: haré alargar mis minis!)
  2. Por más que los termómetros hiervan uno no puedo darse una zambullidita ni en el Sena ni en el lago del bosque de Boulogne y ¡ni hablar de las fuentes! de París. 
  3. ¿Tomar una cervecita al fresco mirando la Tour Eiffel brillar? Pas question!!!! Hacerlo en la vía pública en Champs de Mars después de las 21 horas está prohibido. Tendrán que esperar hasta las 7 de la mañana para hacerlo al aire libre. 
  4. ¿Quieren hacer un lunch party en la calle con sus compañeros de viaje?  Si son 30, adelante con los faroles, lo pasarán muy bien. Pero si viene el invitado número 31 necesitarán una autorización para hacer un  pic-nic gigante si no quieren terminar la fiesta en la comisaría. 
  5. Si sueñan con dormir a la luz de la luna en el Jardín de Luxemburgo...mmmm ¡ mala idea!. La policía les recordará que está prohibido el uso de "espacios verdes" como camita después de las 21 horas. 
  6. ¿Extrañan un buen bife de lomo a la parrilla? Les aseguro que el balcón de su alojamiento no es el mejor lugar para intentar hacer una parrillita... la multa puede ser muy salada.
  7. Una última advertencia: los franceses son muy susceptibles a los ruidos.Y aunque a muchos de nosotros nos parece que la música que escuchamos es deliciosa o que cantar en los balcones como si fuéramos Plácido Domingo en una noche de primavera hará de nuestro viaje un recuerdo involvidable; les puedo asegurar que los franceses no estarán de acuerdo y se quejarán bien feo. La multa podría costarles 450 euros y sólo porque uno disfrutaba de buena música mirando las estrellas! 
Bueno, como el buen tiempo no dura en París, con un poco de suerte no tendrán el tiempo de meter la pata y hacer algo de  "lo que está prohibido en París" y si lo hacen... no irán diciendo por ahí que yo no les advertí. 

Entradas populares