Color verano - Futbolistas y sueños

Vi que la marca de origen sueco Ikea, presentó un juego de ropa de cama que cuenta historias, porque "en Suecia siempre se han contado historias a través de los tejidos" dice Ikea en la descripción del producto. Tonterías que leo pero que me divierten.
Pero ahora no sé qué modelo elegir para soñar: si unas sábanas que cuentan un cuento, con dibujos llenos de detalles que relatan la vida o sábanas con letras, letras y más letras para inspirarme y contar mi propia historia, mi día a día.




********



Hace un par de semanas leí que el jugador argentino Javier Pastore fue presentado como nuevo jugador del Paris Saint Germain de Francia, en la transferencia más cara de la historia del fútbol de ese país, valuada en 43 millones de euros.
"Para mí el dinero que se ha pagado no significa nada, mi motivación es que no he ganado nada en mi carrera y espero conseguirlo" - aseguraba el talentoso jugador en su presentación oficial como jugador del PSG francés y aclaró no sentirse presionado por convertirse en el jugador más caro de la historia del fútbol de Francia. "No lo tomo así, me dedico a esto y lo que tengo que hacer es jugar al fútbol lo mejor que pueda".
No pude esconder mi enojo ante esta noticia y pensé en lo vergonzoso que es el despilfarro futbolístico. Y a los pocos días leí otro artículo futbolero. Esta vez sobre Javi Poves, un futbolista  español.

Javi Poves en lugar de seguir ganándose la vida como futbolista con ingresos seguros, a los 24 años dijo basta y decidió rescindir su contrato y colgar sus botines asqueado de un deporte que cree envilecido por el dinero.

Cuando era pequeño, jugaba por amor al deporte, pero cuanto más conoces el fútbol más te das cuenta de que todo es dinero, de que está podrido, y se te quita un poco la ilusión”. 
Javi Poves
Javi, que era conocido como el intelectual de su equipo, ahora es conocido como el “futbolista revolucionario”. Un futbolista fuera de lo común, el que no quería cobrar por transferencia bancaria para que no se especulase con su dinero, el que rechazó un coche regalado porque con el suyo le alcanza y le sobra, el que criticó al Movimiento 15-M.
En vez de tanto 15-M y tanta hostia, lo que hay que hacer es ir a los bancos y quemarlos, cortar cabezas. La suerte de esta parte del mundo es la desgracia del resto”.
Y cuando Javi deje de jugar con la pelota parece que tendrá tiempo para leer mucho e informarse de todo, para estudiar historia, conocer el mundo, viajar a África para conocer "el mundo de verdad" y tener una vida limpia: "Si no puedo tenerla en España, la tendré en Birmania. Donde sea." 
Ojalá que antes de largarse a estos nuevos proyectos alguien le anticipe “el mundo de verdad” y le cuente que en Birmania (Myanmar) también le será dificil ya que no hay una vida limpia desde 1962.
Pero bueno de esperanzas e ilusiones todos vivimos y si no las tenemos a los 24 años ¿entonces cuándo?
  


Entradas populares