Los famosos también escriben libros infantiles

¿Envidia? tal vez.. ¡qué simple sería si yo fuera famosa como Madonna o el presidente Obama! 
Todo el mundo publicaría mis cuentos y poemas infantiles sin chistar. Y mis libros estarían al lado de famosos y grandes nombres. 
En los últimos tiempos uno se ha acostumbrado a encontrar en los estantes de libros infantiles, libros escritos por famosos. Están allí y se venden miles de ejemplares. Lo que me consuela es que muchas de las ganancias  se donan a fundaciones y obras benéficas. 
Madonna fue la inciadora de esta "moda" en 2003. Y ya va por el número 7. Antes ya lo había hecho la actriz Jamie Lee Curtis y le siguieron los pasos Kylie Minogue, Gloria Estefan, John Travolta, el maravilloso bailarín Baryshnikov y recientemente, Shakira. Pero no sólo los faranduleros escriben para niños sino también el presidente Obama, la ex duquesa Sarah Ferguson y el propio Príncipe Carlos de Inglaterra. Muchas de estas historias fueron bien aceptadas por la crítica y el público. Otras fueron muy criticadas, ya sea por la calidad de la historia como por la vida privada de sus autores consideradas "poco ejemplares para los niños".
Y a ésta tendencia internacional de  "libros escritos por famosos" se suman los libros con grandes firmas de la literatura de adultos. En todas las lenguas, los escritores de adultos disfrutan el dedicar momentos de su creación a  la literatura infantil como es el caso de los escritores Arturo Pérez-Reverte, Mario Vargas Llosa. Gabriel García Márquez, José Saramago, John Irving, Eduardo Mendoza, Ruiz Zafón y tantos otros. 
Hace poco encontré un  artículo sobre el tema en el diario Clarín.com. El artículo se llamaba "Los escritores serios que se divierten con libros para chicos" y explicaba que este fenómeno tiene causas múltiples. La primera se debe al asombroso crecimiento editorial del género "literatura infantil" en las últimas décadas. Antes se consideraba que los escritores para niños hacían "libritos" o "cuentitos" y hoy los autores saben que escribir para niños ya no es escribir un subgénero, sino es hacer un género con todas las letras. Además existe, para ciertos autores, la necesidad en algún momento de sus vidas, de conectarse con la propia infancia, o con los propios hijos o niños cercanos y esto  los lleva a escribir para niños y está el interés comercial y editorial de contribuir a la formación de lectores, es decir: lectores chicos futuros lectores adultos.

Famosos, célebres, serios, adultos, descabellados, premios Nobel o desconocidos ¡qué importancia tiene! si todos disfrutamos de esto, todos, el que escribe, el que lee, el que regala, el que cuenta, todos disfrutamos de esta magia que es la literatura infantil y sino miren la versión animada de "La Flor más grande del mundo" de José Saramago. A compartir sin moderación. 





  






Enlaces de interés:

Entradas populares