Color verano


Para algunos de nosotros llegó el verano.  Y para algunos llegó el momento de ir a la playa, tomar sol, saltar las olas y leer todos los libros que uno no ha tenido tiempo de leer durante el año. Para los que les interesa esta actividad veraniega en este lado del mundo, les cuento que en 12 playas del norte de Francia (Treport, Dieppe, Fecamp,Veules les Roses o Etretat entre otras) existen doce cabañas que se transforman en bibliotecas estivales durante los meses de julio y agosto, obviamente el verano europeo. Esta iniciativa  funciona desde hace algunos años y propone no solo unos 1000 libros por cabaña sino reposeras, sombrillas, animaciones y debates para que chicos y grandes disfruten de la lectura en vacaciones. Iniciativa bien interesante  sobre todo en una zona que no se caracteriza por tener veranos tôrridos ni el sol de Caribe.
Una buena lectura al ritmo de las mareas, del vuelo de las gaviotas y con un decorado de fondo sublime de acantilados y mar Ademâs todo el servicio es gratuito. What else? dirîa George Clooney 



Entradas populares