Venezuela positiva: ¡Lanza la bola chico!


Frases como "¡Lanza la bola chico!","Digo hijo, digo hijo digo", "Oye, digo, oye muchacho" son muletillas inolvidables de la versión en español del gallo Claudio, ese galán de gallinero y personaje de una de las series animadas más importantes de Warner.
El Gallo Claudio nació en 1946 con la voz del actor Mel Blanc y desde hace 22 años el dueño de la voz, en su versión latina, es la del venezolano Frank Carreño. Lo vi y lo escuché en una entrevista en televisión y me hizo mucha gracias como en segundos Carreño cambiaba su voz real para imitar al Gallo Claudio o a otros famosos personajes animados como el ratón albino Pinky, de Pinky y Cerebro, y el monstruo o demonio de Tasmania que él también dobla y les da vida.  
Carreño recordaba que a la primera audición a la que se presentó fue realmente por una opción económica: "Yo era actor de la Compañía Nacional de Teatro de Venezuela (1988) y necesitaba aumentar mis ingresos. Un amigo me dijo que estaban buscando voces para hacer doblaje y me presenté".  
Ya han pasado muchos años y Carreño, radicado en Miami, encontró en el mundo del doblaje la forma de desarrollar su parte vocal, muy ligada con la actoral.
El doblaje no se trata solo de prestar la voz, es una labor que incluye poner el alma en cada uno de los dibujos. Además de decir un texto, se debe tener en cuenta gestos o expresiones que reflejen sentimientos. Estos personajes tienen más detalles que una persona real, para mí doblar un muñeco animado es como la universidad del doblaje y la clave de este oficio es no temerle al ridículo. 
Actualmente enseñar sus técnicas es otro de los tantos oficios a los que se dedica Carreño.




Entradas populares