Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

LIBROS, LECTURAS

Había terminado de leer Las Hijas del Capitán de la escritora española María Dueñas, una novela que de tan prolija, les diría que es bastante aburrida, de esas novelas ideales para un viaje o una sala de espera. Cuando la terminé, la acomodé en la biblioteca, en el estante de los "libros a donar". Después me paré frente al estante de los "libros no leídos". Tenía que elegir un libro bien distinto. El de Dueñas era una novela sin sorpresas, casi ingenua. Necesitaba algo más activo. Elegí a Houellebecq.
Sí, a Houellebecq aunque me había prometido no comprar un libro más del autor francés, ni de leerlo más  ...y sin embargo ahí estaba, con Serotonina* en la mano, la última obra de H. con esa portada fea, muy fea.  No sé en que momento lo compré porque me repela él, rechazo su crueldad, sus prejuicios, el cinismo, la permanente frustración, decadencia, su misoginia, en fin ... esos libros que uno compra, diría, bajo un efecto maligno que solo la literatura ofrece.

Hubi…

Entradas más recientes

DOS LIBROS, DOS LECTURAS

Un poema

TRES LIBROS, TRES LECTURAS

ASÍ VA EL MUNDO

FUI AL CINE

LIBROS, LECTURAS

LIBROS, LECTURAS

La indiferencia

Paseo por Cádiz, Costa de la Luz

LLEGÓ MI REVISTA